¿Cómo actuar ante un traumatismo dental?

¿Cómo actuar ante un traumatismo dental?

Los traumatismos dentales ocurren con frecuencia. Los dientes pueden ser fracturados, astillados, rotos en pequeños fragmentos o extruidos (fuera de la boca) completamente. Esto, generalmente ocurre por caídas, peleas, accidentes de tráfico, etc. Los niños son muy propensos a sufrir estos traumatismos. La rapidez del tratamiento influye directamente en el pronóstico de los dientes.

Lo primero que se debe tener en cuenta ante un traumatismo es que la persona esté bien. Tener en cuenta otras posibles lesiones de mayor seriedad. Valorar si ha perdido la consciencia o se ha dado un golpe en la cabeza.

Si la lesión es menor, se recomienda acudir al dentista de manera inmediata para intentar salvar el diente y sus funciones – antes de las primeras 24h.

Es muy importante localizar y guardar bien el trozo de diente fracturado, para que, de esta manera, el tratamiento sea más sencillo y estético. Frecuentemente, los dientes astillados o fracturados pueden ser restaurados y así mantener su estética natural y función. Sin embargo, pueden también requerir más tratamientos como la endodoncia (tratamiento del nervio), sobre todo, a largo plazo.

En caso de que el diente se haya desplazado o extruido completamente, existe la posibilidad de reposicionarlo al momento. El diente debe estar limpio y en la posición correcta. Si por diferentes motivos, la persona afectada no se ve capacitada para recolocárselo, se recomienda acudir a un dentista urgentemente.

La raíz de los dientes está cubierta de células necesarias para mantener una buena salud y función. Por lo que, si el diente se ha salido completamente, es importante mantenerlo limpio. La suciedad obvia se debe retirar con suavidad – NUNCA frotar ni cogerlo por la raíz. Si no, las células pueden ser dañadas. Se debe transportar el diente en un envase limpio y húmedo. Uno de los medios de transporte más sano es la leche. A falta de leche, es mejor transportarlo en la boca con saliva que en un envase con agua.

Seguramente, tras un traumatismo dental, el dentista ferulice el diente durante un par de semanas (una el diente a los dientes vecinos). Esto, evitará que el diente se mueva demasiado y pueda recuperar su función. Es normal que los dientes extruidos o dañados considerablemente se decoloren con el tiempo.

Los controles después del traumatismo son esenciales, ya que el estado del diente y, por tanto, su tratamiento, pueden variar con el tiempo.

Después del traumatismo se recomienda dieta blanda durante una semana. Nada de alimentos duros ni pegajosos. Es importante mantener una buena higiene oral mediante un cepillado suave. Se recomienda hacer enjuagues con Clorexhidina al 0,12% durante el tiempo que recomiende cada dentista.

Leire Izaskun Achútegui

En la Clínica Dental Achútegui de Amara, Donostia estamos encantadas de informarte sobre cualquier tema relacionado con tu salud bucodental.

CLINICA DENTAL ACHÚTEGUI
Avda. de Madrid 32, Bajo
20011 Donostia / San Sebastián

contacto@achuteguidental.com

943 463 215
619 365 785

Leave a Comment

Name*

Email* (never published)

Website

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.