Niños: primera visita al dentista

Niños: primera visita al dentista

  • Primera visita al dentista Achútegui Dental

Hay un momento en todas las familias con hijos en el que se plantea cuando se debería hacer la primera visita al dentista.

Hasta hace no mucho se consideraba un momento adecuado el final de la primera dentición. Los últimos estudios hablan de la necesidad de adelantar estas visitas hacia el año y medio dos años de edad ya que en muchos casos al final de la primera dentición ya han aparecido las primeras caries.

¿Qué sucede en la primera visita?

La primera vez que el niño acude al dentista le hacemos un examen y una historia clínica. Valoramos cual es la situación de partida y si hay algún aspecto que requiera una atención rápida. Hablamos al niño y a sus padres sobre pautas de higiene y prevención y sobre el correcto uso del cepillo, la pasta etc.

¿Cómo prepararse en familia para esta primera visita?

En muchas ocasiones los dentistas nos encontramos con que los niños acuden al dentista con mucho miedo. Este miedo suele venir de las propias familias.

Mensajes del tipo “si comes muchas chuches tendremos que ir al dentista” o “ya verás como te vea el dentista que no te lavas los dientes…”

No ayudan al niño a tener una mejor relación con el cepillo y la pasta o a dejar de comer chuches y lo único que consiguen es generar una mala relación de partida con el profesional al que va a tener que acudir.

Otro aspecto importante es el momento en el que se acude al dentista.

Si esperamos a tener un problema y a que el niño tenga dolor o molestias es difícil que la relación que establezca con el dentista sea buena. Por eso también insistimos mucho en hacer una visita de valoración lo antes posible en la que a ser posible no haya que hacer más que una pequeña revisión y que sirva al niño para familiarizarse de forma positiva con nosotras.

Si en la primera consulta el niño tiene mucho miedo, está nervioso o no quiere colaborar los padres no deben ponerse nerviosos o enfadarse. Los dentistas tenemos recursos y experiencia para afrontar estas situaciones. Vernos a todos tranquilos favorecerá un mejor desarrollo de la consulta.

Tampoco es conveniente premiar o llevar al niño a la consulta con engaños. Vivirlo con normalidad como un aspecto más de nuestra higiene y de nuestra salud. Normalizar la vista al dentista y sistematizarla cada cierto tiempo ayudará al niño y a sus padres a acudir tranquilos incluso cuando hay que empastar una caries o solucionar algún que otro pequeño problema.

Si tenéis dudas sobre este o cualquier otro aspecto relacionado con vuestra salud dental recordad que en Achútegui Dental estamos para ayudaros.

Leave a Comment

Name*

Email* (never published)

Website

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.