La Clínica

Somos un centro de salud y estética bucodental, con más de 25 años de experiencia, que trabajamos con un propósito: devolver a nuestros pacientes sus mejores sonrisas. Sonrisas que son el reflejo de bocas sanas, funcionales y bellas, logradas gracias al trabajo riguroso y responsable que realizamos utilizando por una parte las tecnologías más avanzadas del mercado y por otra lo mejor que la experiencia y tradición nos ha enseñado.

Hace 20 años fuimos pioneras en Donostia al empezar a utilizar las facetas o carillas de porcelana para lograr una boca funcional y bonita, y hoy en día seguimos con ese mismo espíritu innovador, para ofrecer a nuestros pacientes las mejores y más avanzadas soluciones, como los implantes dentales, la regeneración tisular, el plasma rico en factores de crecimiento y la tecnología CAD-CAM.

Comprometidas con la salud y bienestar de nuestros pacientes, hacemos especial hincapié en realizar un buen diagnóstico, encaminado a un objetivo final a través de la planificación de los tratamientos.

La Clínica Dental Achútegui es un espacio diseñado para que el paciente sienta la tranquilidad de saber que está en las mejores manos: manos experimentadas que trabajan con la máxima rigurosidad y calidad.

Un espacio donde damos la bienvenida con una sonrisa cercana y honesta, y que cuenta con unas instalaciones que combinan la última tecnología con un diseño cálido, envolvente y accesible pensado para lograr el máximo confort para el paciente.

En nuestra consulta contamos con el escáner CBCT-3D (Cone Beam Computed Tomography),es decir: Tomografia Computerizada de Haz Cónico. Este escáner supone una revolución en la toma de imágenes en el mundo de la medicina, de la cirugía bucal y de la odontología.

Clínica dental Achutegui siempre apuesta por dar el mejor servicio a sus pacientes. Esto supone una mejoría en la calidad del diagnóstico, para detectar la presencia y el grado de patología existente, juega un papel clave en la planificación del tratamiento, el seguimiento y eficacia de los mismos. Otra gran ventaja, es que el paciente no tendrá que desplazarse a otros centros para obtener una prueba radiológica.

La dosis de radiación que recibe el paciente es mínima y el tiempo de realización es muy corto. Es un escáner abierto que da mayor comodidad al paciente y se eliminan las situaciones claustrofóbicas.